3 técnicas poderosas para mejorar la productividad

productividad May 21, 2020

La productividad es vital para el éxito de los profesionales de servicios o empresa. Por lo tanto, optimizar el trabajo, o en el caso de las empresas, el de sus empleados, es una prioridad máxima.

Sin embargo, la dificultad estriba en darle prioridad a los obstáculos internos e invisibles que afectan al trabajo diario. Como una gestión ineficaz o la falta de motivación y compromiso. Por lo tanto, comprender cómo mejorar la productividad nunca es tan inmediato y obvio como podría parecer.

Estas tres ideas para la reflexión te darán una ayuda extra: directrices sobre las que sentar las bases para un cambio significativo.

  1. Hacer las cosas visibles

Hacer visibles las actividades realizadas durante el día puede ayudar a entender qué errores son una pérdida de tiempo. Este es un ejercicio muy simple, especialmente cuando sientes que no puedes progresar en ciertas tareas.

Un ejemplo concreto sería escribir en una libreta todo lo que se ha hecho desde el despertador de la mañana. Junto a esto, debe anotar cuánto tiempo le tomó completar cada actividad. Podríamos encontrar, por ejemplo, dejar de mirar el teléfono en la primera parte de nuestro día, porque navegar en Internet o en  nuestras redes sociales nos quita demasiado tiempo.

  1. Una cosa a la vez

A veces tenemos la sensación de que nos hemos dedicado a muchas actividades, pero no hemos logrado ninguna de ellas. Ocurre porque gastamos tiempo y energía en desenfocar y re-enfocarnos en diferentes tareas.

Cada vez que desviamos la atención de lo que estamos trabajando, pagamos un precio muy alto. Debemos tener en cuenta la cantidad de tiempo necesario para concentrarnos y retomar la tarea desde donde la dejamos.

El consejo útil aquí es seleccionar un número limitado de tareas en las que trabajar. Pueden ser tres tareas en un día, o incluso sólo una. Lo importante es elegir tus objetivos de forma realista y completarlos.

  1. Enfoque en los objetivos

Se toman numerosas medidas todos los días. Algunas personas deciden qué hacer a la luz de los resultados específicos que se obtengan. Otros, en cambio, actúan según la misma rutina.

Mejorar la productividad significa implementar ideas que pueden convertirse en algo más grande. Para hacer esto, necesitas concentrarte en las acciones que tomas. Las acciones dirigidas pueden ayudarnos a lograr nuestros objetivos.

No se trata de hacer una cantidad excesiva de trabajo en poco tiempo. Por el contrario, está dirigido en dividir el trabajo en pequeños objetivos pero concretos, que se lograrán progresivamente para que podamos alcanzar los resultados deseados con menos esfuerzo.

En resumen, para mejorar la productividad es importante empezar por eliminar cualquier distracción o patrones de trabajo erróneos que nos impidan trabajar con eficacia. En este caso debemos hacer un esfuerzo para limitar la cantidad de cosas en las que trabajamos de vez en cuando, centrándonos en cómo completar nuestras tareas y pasar al siguiente paso. Esto hará que el trabajo sea más efectivo, al tiempo que se reduce la cantidad de energía y el tiempo empleado.

Nos seguimos leyendo,

Lisandra Ramos

Especialista en creación de Procesos Automatizados

Te invito a Regístrate en este nuevo curso para recuperar tu vida aplicando la automatización en tu vida y negocio.

 

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.