5 pasos para convertir prospectos en clientes con tu website

web pages Oct 12, 2020

Conversión es la palabra que define el éxito de una campaña de embudos de venta. Comúnmente esta palabra hace referencia al cambio que efectúa una persona frente a sus creencias, opiniones o ideas. Y eso es precisamente lo que ocurre cuando un usuario de tu website pasa por el filtro de los embudos de venta, se transforma en un prospecto y finalmente alcanza el grado de ser cliente. 

A menudo se suele decir que este proceso de conversión es algo similar a una domesticación que se realiza de la persona. Sí, domesticar, pero no como comúnmente se realiza con una mascota. Recuerda que la palabra domestico alude a todo lo referente al hogar. 

Así que en este sentido, el domesticar alude más al introducir al cliente en un ambiente familiar para que se sienta seguro, para que se reconozca bienvenido y entienda a fondo porqué le conviene aceptar tu oferta comercial. 

A continuación te presento 5 pasos claves que necesitas para que ese prospecto pueda convertirse en un cliente a través de tu sitio web:

✅Conocer a tu prospecto 

En  todo tipo de marketing siempre es fundamental conocer a la persona que será tu cliente. ¿Qué es lo que necesita tu cliente? Esa es la pregunta clave. Conocer cuáles son sus necesidades y cómo tu oferta corporativa puede saciarlas. Descubrir que cual es la necesidad de tu posible cliente te dará una ventaja. 

Porque es justo cuando entiendes esta necesidad, que puedes convertirla en el camino para llegar conquistarlo. Es importante definir las ideas claves con las cuales empezar un dialogo con esa persona. En ese sentido, ten en cuenta la famosa frase de “ponerse en los zapatos del otro”.  

✅Sintetizar bien el mensaje 

Lo anterior es posible lograrlo con un acercamiento de los contenidos que ofreces a tu website. El website siempre será importante, porque representa tu hogar, tu sitio oficial, el entorno donde el cliente se siente seguro de la cálida bienvenida que le ofreces con tu oferta corporativa. 

Generalmente, la conversión entre prospecto a cliente ocurre en el website. Pero el enlace a dicho entorno suele encontrarse en redes sociales y publicaciones pagadas. En el entorno del website, debes proyectar a través del formato de imagen, video y texto qué es lo que estás ofertando. 

Así, el cliente entra a un embudo de venta donde visualiza los alcances de tu oferta

✅Usa las tecnologías disponibles 

Las redes sociales son muy eficaces para atraer a tus prospectos. Allí podrás lanzar la red de pesca que atraerá a nuevos clientes, invitándolos a ser parte de tu website. Pero para que tu impacto con tu website sea más efectivo, no olvides en optimizar tu propuesta con la tecnología de los chatbots. 

De esa manera, cada vez que el cliente ingrese a tu web se sentirá en casa. Hay un anfitrión, una tecnología que lo saluda y estará disponible para despejar sus dudas en cualquier momento. Contar con un website optimizado con dicha tecnología, te ayudará a generar la conversión. 

✅Generar llamados a la acción 

Ahora bien, muchas veces ocurre que el proceso de conversión queda a mitad de camino. ¿Por qué? Porque a tu prospecto le falto tener una razón extra para identificarse con tu propuesta. En el marketing online, es fundamental invitarlo a realizar una acción que lo haga sentir aún más en “casa”. 

En muchas ocasiones el llamado a la acción se concretará en la venta del producto y/o servicio. Pero en otras, la persona se verá invitada a dejar su correo electrónico o su número telefónico para que puedas iniciar una campaña de email marketing. A veces este llamado a la acción está respaldado por un descuento o una promoción.

Así, el cliente decide dejar sus datos y tú le ofreces una opción para acceder a la compra en un tiempo determinado. “¡Obtendrás el 10% de descuento antes del día 15 de octubre!”. Este llamado a la acción, incitará a tu prospecto a valorar aún más el contenido que le ofreces y acceder a la compra. 

✅Hacer un seguimiento post venta 

Ahora bien, ¿quieres medir el éxito de esta estrategia de embudo de venta? Pues entonces no abandones a tu cliente. El que haya logrado una compra no garantiza que volverá a realizarlo a futuro, o bien, que realmente se sintió a gusto con su decisión. Mantente cerca, tanto para reconocer sus expectativas, como para mejorar la calidad de tu mensaje, o bien, del mismo producto y/o servicio. 

El seguimiento post venta te ayudará a conocer más las necesidades de tu cliente y generar estrategias más inteligentes a la hora de concretar la conversión